Los litros en una tabla de surf: 5 cosas que debes saber

Últimamente es fácil ver como las grandes Marcas comercializan sus tablas de surf mediante una medida: El volumen.

Representada como «Litros» esta medida está en boca de todos cuando vas a elegir tu tabla de surf o simplemente cuando curioseas con las tablas de los demás. Es evidente que la medida funciona para comercializar, puesto que marca un estándar en el lenguaje tan complicado como es el mundo del Shape ¿Pero realmente es útil?

La fabricación de tablas de surf se ha vuelto cada vez más técnica, con nuevos productos que salen diariamente, fabricados con tecnología fresca e innovadora, así como hordas de pop-outs chinos que se filtran en todos los aspectos de la venta al por menor, dirigidos al mercado de masas.

Sin embargo, si volvemos a lo básico, todavía existe el hilo dorado de las buenas dimensiones de las tablas: altura, anchura y grosor. A parte del outline, rocker, cantos, bottom… y una infinidad de detalles técnicos que pueden cambiar radicalmente una tabla de surf.  En los últimos años, sin embargo, el volumen ha entrado en la contienda y es a menudo la primera pregunta que los surfistas se hacen de sus tablas actuales.

La utilidad de la medida de los litros en las tablas de surf es una gota más a tener en cuenta cuando vas a elegir una tabla de surf, si quieres saber más sobre esto lo puedes encontrar en nuestro artículo «como calcular los litros de una tabla de surf«.

Lo que esta claro que si tienes pensado fijarte en esta medida cuando estas buscando una tabla, vas a necesitar saber que son los litros en una tabla y para que sirven. A continuación te presentamos 5 cosas que debes saber sobre el volumen.

1. ¿Qué es el volumen o los litros?

El volumen es la cantidad de espacio que ocupa tu tabla. Imagina que sostienes tu tabla en una bañera, y luego la empujas bajo el agua.

La cantidad de agua que esto desplazaría sería el volumen de la tabla. Esto se mide en litros. Debido a la naturaleza de las formas y curvas de las tablas de surf, es todo un reto calcular el volumen y el desplazamiento exacto a mano, pero con las máquinas de modelar, es una fórmula simple que te da el volumen de una tabla de forma mecanizada.

2. ¿Cómo afecta los litros al surf?

El volumen te ayuda a coger las olas. Te ayuda a remar más fácilmente y te ayuda a ponerte en marcha cuando las olas son pequeñas o planas. El volumen definitivamente es un aliado cuando lo que quieres es flotar más y cansarte menos con la remada, sin embargo afecta negativamente en la capacidad de maniobrabilidad y darle caña a las olas más potentes y radicales.

3. ¿Se pueden camuflar los litros con otras medidas?

No, en realidad no. El volumen lo conforma principalmente la configuración que tiene una tabla a la hora de ser fabricada. Algunas tecnologías pueden aportar un poco de valor en los litros que tenga una tabla de surf, como por ejemplo con una tabla de epoxi proporcionando más volumen que una tabla de PU. El desafío consiste en encontrar la proporción correcta de volumen para mantener una tabla ajustada entre el carving efectivo y flotabilidad que buscas.

4. ¿Qué hay de malo con el exceso de volumen?

Muchos surfistas se suben a una tabla con mucho más volumen de lo normal y están tan entusiasmados con el hecho de que ahora pueden coger muchas más olas aparentemente sin esfuerzo. Pero este hecho no siempre es válido, es decir, si tienes un nivel avanzado y sueles surfear en olas potentes y/o huecas los litros pueden ser un enemigo. Aunque por norma general es mejor pecar de exceso que de escaso.

5. ¿Puede el rocker eclipsar los litros de tu tabla?

El rocker nunca puede eclipsar el volumen, pero podría jugar un papel importante en el manejo y maniobrabilidad de tu tabla. Si notas que tu tabla tiene demasiado rocker, no tendrá velocidad en olas pequeñas o fofas y puede ser difícil mantenerte en la ola. Tendrás que meterle caña canteando como un loco y aprovechando la velocidad al máximo. En este caso tener más litros puede ser algo positivo.

Si tu tabla es plana en todo su recorrido, esto tampoco va a funcionar en olas potentes, ya que tu tabla no agarrará bien cuando le metas curva a la ola. A menos que las olas en las que surfees sean totalmente planas y con poca fuerza (como puede ser en el mediterráneo), una tabla plana no funcionará en absoluto.

La respuesta se encuentra en algún punto intermedio, y las tablas perfectas que a veces son una combinación del volumen correcto así como el rocker correcto. Si tu shaper o tu máquina pueden hacer que esos dos elementos funcionen, el resto es pan comido.

 

 

Mejorar tu remada en el surf para coger más olas

Uno de los pilares fundamentales en el surf es la remada. Si quieres surfear mejor, tienes que empezar por nadar y tener una remada mejor encima de tu tabla de surf.

Cuanto mejor remes, más olas cogerás, y por tanto más rápido será tu progreso. Pero no sólo debes tener una remada potente cuando eres principiante, esto es un continuo en todos los niveles y progresos. Puedes ser todo lo «pro» que quieras encima de la tabla, pero como no tengas buena remada, no verás una.

Si quieres remar eficientemente en tu tabla corta o en tu longboard, hay dos cosas que debes hacer:

1- Minimizar la resistencia. Esto se hace a través de la colocación adecuada en tu tabla de surf.
2- Maximizar la propulsión. Lo harás teniendo la técnica de remada correcta.

 

La mejor técnica de natación
=
Minimizar la resistencia
+
Maximizar la propulsión

 

Sigue leyendo, a continuación te contamos como mejorar tu remada en el surf, y de esta forma lo cojas todo.

1. Reducir la resistencia (o fricción) para mejorar tu remada en el surf

¿Por qué reducir la resistencia?

Porque necesitas desarrollar todo tu potencial de «deslizamiento«.
Es simplemente una pérdida de tiempo concentrarse en «nadar mejor» o «nadar más fuerte» hasta que realmente entiendas el concepto de «resistencia».

Para minimizar la resistencia, es necesario «deslizarse eficientemente» por el agua con el mínimo de elementos que ralenticen su propulsión hacia adelante. Hay muchas cosas que pueden crear resistencia en el agua: la nariz de tu tabla de surf, tus piernas, tus brazos, los cantos de tu tabla de surf, el peso de la tabla, el viento, etc. Mucha resistencia significa que estás remando a un porcentaje de tu potencial, por lo que estas gastando más energía por menos deslizamiento.

¿Cómo se reduce la resistencia?

Con el posicionamiento correcto.
Para minimizar la resistencia, debes tener la posición correcta en la tabla de surf. Se trata de encontrar el «punto óptimo» en tu tabla, es decir estar en el lugar correcto en la tabla de surf. El lugar en el que tu pecho se apoya sobre la tabla de surf y la forma en que tu peso se distribuye sobre la tabla marcarán la diferencia entre crear mucha resistencia o «deslizarse» por el agua de forma efectiva.

Posición óptima, muy hacia delante o hacia atrás

Consejos adicionales

✓ La posición vertical óptima en su tabla de surf: Coloque su cuerpo lo suficientemente alto como para que la «nariz» esté a 1 o 2 pulgadas fuera del agua (5cm máximo).
✓ Asegúrate de que tu nariz esté de 1 a 2 pulgadas fuera del agua cuando tu espalda esté arqueada.
✗ Podrías pensar que estás en la posición correcta en la tabla con tu nariz a 1 o 2 pulgadas fuera del agua, cuando en realidad estás demasiado atrás. Esto sucede a menudo a los surfistas novatos que mantienen su cabeza (que pesa unos 5 kg) demasiado cerca de la tabla de surf. La cabeza pone peso sobre la tabla de surf, dándote la impresión de que estás en el lugar correcto porque tu nariz está a 1 – 2 pulgadas fuera del agua. Si doblas la espalda, imaginando que tienes un balón de fútbol bajo la barbilla, verás tu nariz fuera del agua mucho más de 1 o 2 pulgadas.

2. Maximizar la propulsión en la remada

La maximización de la propulsión se hace a través de una técnica de natación apropiada. Maximizar la propulsión significa obtener la mayor potencia con cada remada. El objetivo es maximizar la superficie que crece bajo el agua (mano, antebrazo y brazo). Cuanto más superficie, más agua empujas, más rápido avanzarás y más olas cogerás.

tecnica de remada

Paso 4: Realiza movimientos de corto alcance. Esto limita su propulsión. Sólo se impulsa a sí mismo por el corto tiempo que su mano y su «medio» antebrazo están bajo el agua.

Paso 5: No penetra profundamente bajo el agua y su antebrazo no es vertical. La superficie que retiene es muy limitada, creando muy poca propulsión.

Paso 6: No tiene el codo elevado cuando su mano entra en el agua. Su antebrazo no estará vertical bajo el agua, lo que limitará su propulsión. También puede crear resistencia, ya que su mano y su antebrazo pueden «salpicar» el agua en la superficie cuando nada.

 

doblar los brazos para la remada surf

Dobla los brazos cuando nades

La surfista 1 dobla su codo mientras se propulsa. También mantiene un ritmo, propulsando con un brazo a la vez que el otro se estira para deslizarse en el agua y así conseguir la mejor palanca posible.

La surfista 2 mantiene sus brazos rígidos mientras rema. Esto se llama la técnica del «molino de viento», y es totalmente desaconsejada. Mantener los brazos rígidos hará que los hombros se cansen rápidamente, ya que tendrán que soportar el peso de los brazos con cada movimiento. También hará que tu tabla se balancee de lado a lado, creando resistencia y frenándote. Además de perder el control y visión.

Lo que no se debe hacer cuando remas

  • No remes con los dos brazos a la vez. La mejor manera de conservar la energía y surfear durante varias horas es nadar con un brazo a la vez, manteniendo un buen ritmo.
  • No salpiques con las manos cuando hagas la entrada al agua. Haz una entrada suave y silenciosa. Los dedos son lo primero que entra en el agua.
  • No ponga tus manos en posición «doblada». Esto reduce la superficie que tus manos empujan bajo el agua, limitando su propulsión. No pongas excesiva tensión en tus manos, es un desperdicio de energía. Mantén las manos rectas y relajadas bajo el agua.
  • No apoyes tu cabeza en la tabla de surf. Siempre finge que hay un balón de fútbol bajo tu barbilla. Mantener la cabeza en alto te da más estabilidad, más movilidad y más visibilidad de las olas delante de ti.
  • No gires demasiado los hombros a cada lado mientras remas. No quieres lanzar un peso a cada lado de la tabla con cada golpe. Te inclinarás de lado a lado y crearás resistencia.
  • No separes las piernas y las pongas a cada lado para tratar de equilibrarte. Siempre mantén tus pies juntos. Si sientes que estás desequilibrado y te caes a un lado, reposiciona tu cuerpo en el centro de la tabla de surf.

 

Como hacer un Take Off en el Surf: Para principiantes

El «Take Off» o el «Pop Up» se puede hacer de varias maneras. La técnica que te voy a describir es la que más éxito ha tenido en los últimos años y en la que se utiliza en infinidad de escuelas.
Ten en cuenta que esta técnica sólo funciona para longboards o softboards, es decir tablas para iniciantes en el surf. Si estás surfeando en una tabla corta, también tiene su técnica específica, pero eso te lo explicaremos en otro post.

6 pasos para hacer un take off

Podemos decir que hay 6 pasos principales a tener en cuenta cuando se realiza un Take Off de calidad para un principiante, y se deben ejecutar seguidamente y de forma correcta. A continuación te explicamos detalladamente cuales son estos pasos.

6 pasos para hacer un Take Off en el surf

Nadar hasta que realmente notes que estas dentro de la ola. Deberías remar hasta que te «enganche» la ola y te deslices con ella ¿No estás seguro de si realmente estas enganchado en la ola? Nadar dos brazadas extras nunca está demás.

Después de coger la ola, pon las dos manos en la tabla de surf junto a tus pectorales, a la altura de estos.

 


Empuja hacia arriba. Los dedos de los pies deben estar pegados a la cola de la tabla de surf. Necesitas crear un espacio entre tu cuerpo y la tabla de surf: tus rodillas, piernas y pecho no deben tocar la tabla de surf.

 

 

Desliza tu pie trasero sobre la tabla primero. El pie trasero debe ser llevado a la altura de la rodilla opuesta, que está unos 40 a 50 centímetros adelante en la tabla de surf. Puedes girar tu cuerpo para ayudar a deslizar tu pie trasero.

 


Luego desliza tu pie frontal sobre la tabla, debe ir entre tus dos manos, llevando la rodilla al pecho. Ten en cuenta que el surfista mantiene sus manos en la misma posición en la tabla de surf al despegar. Sus manos ayudan a estabilizar la tabla de surf y a mantener su velocidad.

Por eso una vez tengas los pies colocados no quites las manos hasta que te pongas de pie.

 


Una vez que te sientas estable y cómodo, ponte de pie. Asegúrate de que tus pies están en la posición correcta antes de quitar las manos de la tabla. Cuando estés de pie, manten las rodillas dobladas, comprima la parte inferior de su cuerpo y mira por dónde vas y sobretodo a donde quieres ir.

 

 

Asegúrate de tener una buena postura. La distancia entre tus dos pies debe ser del ancho de los hombros o un poco más. Los arcos de los pies deben estar directamente en la linea central (alma) de la tabla de surf.

Tu pie delantero debe estar en un ángulo máximo de 45 grados. Si quieres saber más para mantener una postura correcta mira nuestro artículo sobre como tener una buena postura en el surf.

Errores comunes cuando aprendemos a hacer el Take Off

errores comunes en el take off para principiante

  • No te agarres a los «cantos» para subir, pon tus manos bajo tus pectorales. Agarrar los cantos puede dificultar el equilibrio y crear resistencia con el agua, lo cual lo hace más lento y difícil
  • No te levantes con los brazos en alto. Este es un típico «reflejo de protección». Cuando coges una ola, puedes poner las manos delante de ti en la tabla de surf, tratando inconscientemente de protegerte. Es imposible hacer un pop-up efectivo con las manos frente a la tabla de surf. Manten los brazos bajos, sólo sirven para empujar no para bailar «jotas» 😛
  • No apoyes tus rodillas en la tabla. Otro error muy común es intentar apoyar las rodillas en la tabla de surf, en lugar de llevar los pies. Además de añadir pasos y complicaciones al take off, es un mal hábito a largo plazo para las olas más pronunciadas que no te dan mucho tiempo para levantarte.
  • No pongas el pie delantero primero, terminarás muy atrás en tu tabla. Lleva el pie trasero 50 centímetros hacia adelante primero, luego lleve el pie delantero entre las manos en la tabla. Esta es la forma más fácil de mantener la velocidad y seguir la ola.
  • No endereces tus rodillas cuando estas de pié. Mantén tus rodillas dobladas y la parte inferior de tu cuerpo compacta. Muy a menudo vemos a los surfistas principiantes celebrar los logros antes de tiempo. Cuando se ponen de pie por primera vez, «cierran» las rodillas y lanzan las manos al aire. En cuanto las piernas estén estiradas, se hace muy difícil mantener el equilibrio y lo más probable es que caigas rápidamente.
  • No dobles la parte superior de tu cuerpo. Este es probablemente el error más común que vemos en los principiantes. Al tratar de mantener el equilibrio una vez que están de pie, doblan la parte superior de su cuerpo para acercarse a la tabla de surf. En la mayoría de los casos, los surfistas terminan cayéndose de la tabla delante de ellos. Una vez que doblas la parte superior del cuerpo, no puedes ver hacia dónde vas y no puedes maniobrar usando el torso, los hombros y la cabeza.

 

Cual es la posición de surf correcta en la tabla para surfear mejor y ¡Con más estilo!

La posición en la tabla de surf es una de las claves para desbloquear tu potencial de surfing. Con la técnica adecuada, ganarás equilibrio y te sentirás más cómodo transfiriendo el peso hacia adelante, hacia atrás y hacia los lados. Podrás acelerar, reducir la velocidad y girar tu tabla de surf con más control.

El surf es muy diferente de los deportes de tabla como el skate y el snowboard porque se practica en un medio acuático. Esto significa que la forma en que se colocan los pies en la tabla, y cómo se distribuye el peso del cuerpo en los pies, tiene un impacto muy grande en la forma en que la tabla de surf reacciona en el agua.

A continuación te explicaremos detalladamente cual es la posición de surf correcta que debes aplicar desde ya, y así ¡mejorar sin parar!

¿Eres «Goofy» o «Regular»?

Si eres un principiante, primero tienes que averiguar si eres un «Regular Surfer» (surfeando con el pie izquierdo adelantado en la tabla de surf), o un «Goofy Surfer» (surfeando con el pie derecho adelantado).

En la mayoría de los casos, los surfistas colocan su pie «más fuerte» en la parte posterior de la tabla de surf (la que usan para golpear una pelota de fútbol). Tengan en cuenta que no siempre es así.

Otro truco es empujarse ligeramente sobre la espalda. El primer pie que instintivamente empujaste hacia adelante para evitar que te cayeras sería probablemente el que deberías poner en la tabla de surf.

La postura del surf

Ambos pies deben estar centrados en el ancho de la tabla de surf. La posición de los pies en la tabla de surf es algo que trae de cabeza a mucho.

Los arcos de los pies deben estar posicionados por igual a ambos lados de la línea  (o a ambos lados de una línea imaginaria en el medio de la tabla de surf si no tiene señalada la línea o alma). Si no estás de pie con los pies centrados, podrías caer fácilmente sobre el lado en el que pones más peso.

Posición de los pies en la tabla de surf

Pie trasero: 0 grados, Pie delantero: 45 grados máximo. El pie trasero debe estar aproximadamente perpendicular a la tabla (0 grados) y el pie delantero no debe estar inclinado más de 45 grados.

Si los pies están paralelos a la línea (90 grados), se hace imposible distribuir el peso sobre los lados de la tabla de surf, lo que hace muy difícil girar la tabla.


Distancia de los pies en la tabla: ancho de hombros o un poco más. La distancia entre los pies debe ser similar a la anchura de los hombros, o un poco más. Una postura muy estrecha, o una postura muy amplia, hace muy difícil distribuir el peso hacia adelante o hacia atrás. Por lo tanto, el «stance» equivocado te impedirá acelerar o desacelerar cuando quieras.


Dobla las rodillas y apúntalas ligeramente hacia delante. La mejor manera de mantener el equilibrio en la tabla de surf es doblar la parte inferior del cuerpo mientras se mantiene el torso recto. No sólo se deben doblar las rodillas, sino que deben apuntar suavemente hacia en frente.

Esto te ayudará a mover las caderas hacia adelante y hacia atrás, desplazando su peso a diferentes lugares por encima de la tabla, ya sea para acelerar o desacelerar. Apunta tu rodilla trasera ligeramente hacia adelante para ayudarte a ganar más movilidad (¡y para obtener puntos extra de estilo!).


El apoyo del peso debe ser centrado por norma general, adelantado cuando se quiere generar velocidad, y retrasado cuando se quiere frenar.

Si te resulta difícil hacerlo, puede que haya un problema con la anchura entre los pies o la posición de los pies en la tabla. Incluso la posición doblada de las rodillas con respecto al pecho.

Posición de los brazos en la tabla de surf

Mano izquierda fuera de la parte izquierda de la tabla, mano derecha fuera de la parte derecha. Mientras surfeas, mantén tus manos fuera de cada riel de tu tabla de surf, incluso al girar. Esto ayudará a tu equilibrio y te ayudará a girar la tabla de surf.

Tratar de girar con ambas manos en el mismo lado de la tabla de surf puede hacer que te caigas. También te impide iniciar los giros con los hombros y el torso, lo que hace muy difícil cambiar de dirección.

Por norma general se adopta la postura del «croissant», es decir, los brazos semiflexionados con tu brazo dominante algo elevado. Al mismo tiempo que relajados.

 

¡Mira por dónde vas! Una vez que desarrolles una postura de trabajo, recuerda mirar a dónde quieres ir cuando surfees. ¡Tu cabeza es tu volante!

Errores comunes en la posición de surf

  • No inclines la parte superior de tu cuerpo hacia abajo y/o hacia atrás. Este es uno de los errores más comunes que vemos que los estudiantes cometen todo el tiempo. Doblar el torso para acercar la tabla es un reflejo para muchos principiantes, mientras intentan mantener el equilibrio en la tabla de surf. Esto te desequilibra y se hace practicamente imposible girar la tabla eficientemente. Si te sientes desequilibrado, dobla las rodillas y aprieta las caderas hacia abajo.
  • No intentes girar con los talones y los dedos de los pies como lo harías en una tabla de snowboard o wakeboard. Una tabla de surf es mucho más ancha que una tabla de nieve y no estás atado a la tabla de surf, a diferencia de un wakeboard. Tratar de girar sólo con los talones o los dedos de los pies hará que te caigas de un lado o del otro. Para girar una tabla de surf, necesitarás algo más que un poco de peso en los talones o en los dedos de los pies. Tienes que empezar girando la cabeza, luego los hombros, luego las caderas en la dirección que quieras.
  • La postura de «estar cagando»: Ambas rodillas apuntando hacia afuera. Si tus rodillas se separan, en direcciones opuestas, parecerás alguien «yendo al baño» en tu tabla de surf. No sólo es visualmente feo, sino que es muy difícil mover las caderas hacia adelante y hacia atrás de esta manera. Esto evitará que disminuya la velocidad o que la acelere.

Evidentemente hay muchos más errores que puedes cometer cuando se comienza a surfear, pero esto ya es cuestión de tu profesor/monitor de surf para detectarlo y corregirlo. En el caso de que no tuvieras ninguno te aconsejamos que lo hagas. Si no quieres, grábate y estudia bien tu posición.

No es lo mismo cuando te ves desde dentro a cuando te ves desde fuera. La postura en la tabla de surf es algo vital en el surfing como para tomárselo a la ligera.

 

5 cosas a tener en cuenta cuando empiezas a Surfear

El surf es uno de los deportes más complejos y con menos recompensa que existe para su aprendizaje. Sin embargo nos apasiona la progresión del surf.

Nosotros sabemos que desde que empezamos a surfear, sabemos lo importante que es que se enseñe lo correcto en el momento adecuado durante el proceso de aprendizaje. Aquí están las 5 cosas que creemos que un surfista principiante/intermedio debe tener en cuenta cuando empieza a surfear.

1. La curva de aprendizaje

Antes de empezar a surfear, deberías saber esto: el surf es uno de los deportes más difíciles y complejos del mundo. Piénsalo. No hay dos olas iguales, así que tu campo de juego cambia constantemente. Elementos como el viento, las mareas y las olas afectan a las olas que surfeas de forma diferente cada día, incluso en el mismo día.

Es un proceso de aprendizaje muy desafiante y agradable (cuando se consigue). Una vez que atrapas tu primera «ola de calidad», se acabó, ¡estás enganchado! Conocer la curva de aprendizaje te ayuda a preparar tu actitud y expectativas sobre el surf. A diferencia del snowboard, por ejemplo, no hay integración de los conceptos en el día 3, cuando piensas «¡Está bien, lo entiendo! «y luego muy raramente caes de la tabla. En el surf, te vas a caer de tu tabla durante años.

Curva aprendizaje del Surf VS Curva de otros deportes

 

Otros deportes

Surf

 

2. La importancia de tu tabla de surf

En cualquier deporte, tener el equipo adecuado te ayuda a rendir. Pero el surf es diferente. Puede marcar la diferencia entre surfear 20 olas o 0 olas durante su sesión.

Elegir la tabla de surf correcta cambiará completamente la experiencia. No se trata de tener el «nuevo modelo». Se trata de tener el volumen adecuado y el tamaño adecuado.

El volumen representa la flotación de la tabla. Es una función de la longitud, anchura y grosor. Cuando empiezas a surfear, necesitas mucho volumen (elige un longboard o un foamboard, tablas que sean anchas, gruesas, largas y con un rocket plano). Nuestras tablas favoritas para los primeros días son las tablas de espuma, son muy gruesas y anchas, pero no demasiado largas, por lo que la nariz no se sumerge a menudo.

Te recomendamos encarecidamente que busque consejo en una tienda de surf local. No sólo es importante para la economía local, sino que también es la mejor manera de obtener asesoramiento de personas que saben de lo que están hablando.

3. Seleccionar el punto o spot de surf adecuado

Esto es extremadamente importante. Puede determinar si estás pasando el mejor o el peor momento de tu vida.

Muchos surfistas te dirán: «Empieza con olas en la playa, es más seguro». Eso es cierto, en la mayoría de los casos. Por supuesto, es mejor caer en la arena que en las rocas o en los arrecifes de coral. Pero la verdad es que hay beach breaks para los surfistas avanzados, y rocky point breaks para los principiantes.

Para hacer las cosas aún más confusas, algunos puntos pueden ser perfectos para aprender en algunos días, y en otros días sólo son adecuados para los expertos. Todo depende de las condiciones de la ola.

Si quieres saber si un spot es bueno para tu nivel, no sólo debes comprobar la información específica sobre el spot de surf, sino también las condiciones de las olas diarias. Hay muchos sitios web de surf y foros de surf llenos de información sobre los spots de surf.

Buscar en la web siempre es algo bueno. Pero lo mejor es contar con la opinión de surfistas experimentados y conocedores que hayan estado surfeando en la zona durante mucho tiempo. Ellos son los que realmente pueden decirte a dónde ir dependiendo de tu nivel de surf.

4. Tener a alguien que te enseñe las técnicas básicas

Como vimos en el punto 1, el surf es uno de los deportes más complejos y técnicos del mundo. Imagina que estás aprendiendo las técnicas básicas equivocadas y luego tienes que «desaprender» tus malos hábitos antes de poder continuar tu progresión.

Créenos, este consejo viene de surfistas que empezaron a dedicar sus vidas al surf demasiado tarde, cuando eran adultos. Incluso hoy en día, somos conscientes de que nuestro surfing tiene mucho que mejorar y eso pasa por quitarnos viejos hábitos que no son de lo más correctos.

En resumen, si realmente quieres aprender a surfear, aprende de la manera correcta. Pídele a un amigo experimentado o a un entrenador de surf que te enseñe los fundamentos adecuados para los primeros días.

5. Aprendiendo la ética del surf

las reglas del surf

Hay muchas, muchas reglas que respetar en el surf: no nadar en el interior, no caerse, no serpentear, no soltar la tabla de surf, etc. Puede sonar como chino cuando eres nuevo en este deporte. A continuación, las tres cosas principales en las que debes centrarte. Si quieres saber más, mira nuestro artículo sobre las reglas no escritas del surf.

No te dejes caer

La «caída» es la principal violación de la ética del surf. Es la que vemos demasiado a menudo. Básicamente significa «robar» la ola de alguien más.

Las olas de calidad están pensadas para ser surfeadas por un solo surfista. De esta manera, el surfista puede disfrutar de áreas específicas y poderosas de la ola.

¿Cómo sabes si es tu ola o la de alguien más? Cuando nades una ola, mira a ambos lados (derecha e izquierda) antes de entrar en la ola. Si un surfista coge la ola más adentro, más cerca del «pico», tiene prioridad. Si estás más cerca de la cima, serás el que tenga la mayor distancia por recorrer, así que tienes prioridad.

Elije el lugar correcto para tus habilidades

Hemos visto cómo hacerlo en el punto 3. Es un aspecto muy importante de la ética del surf.

Respetar los «locales»

Si eres un surfista principiante, puede que no lo sepas. Cada punto de surf tiene su propia particularidad y algunos spots son «mejores» que otros, lo que significa que algunos surfistas extranjeros se ven atraídos por surfear en esa zona, pero recuerda esto: no estás en casa. Seguramente hay surferos que viven en esa zona y se consideran como «locales«.

Estos surfistas pueden haber estado surfeando estas olas durante años, desde que eran niños. Cuando llegues a un punto de surf, tómate el tiempo para sentir y analizar la situación. Sé positivo y respetuoso. Comparte las olas y ¡no te dejes caer!

 

Si tienes en cuenta estas 5 cosas, empezar a surfear te será cómodo, y la progresión irá como ¡un tiro! Hoy en día lo tienes fácil con la cantidad de información en internet que puedes encontrar, y sobretodo como esta evolucionando este deporte en toda España.

 

Aprende las reglas del surf: Un código de conducta para prevenir incidentes

Como principiante, tus primeras experiencias de surf pueden ser o muy buenas, o muy malas… Además de estar en un nuevo entorno, hay otros surfistas en el agua que tienen diferentes niveles de experiencia. Comúnmente oímos a los principiantes decir: «Estoy asustado, no quiero estorbar a los demás», «No quiero tomar la ola de otro», o «No quiero dañar el equipo de otros surfistas», etc.

Las 10 reglas siguientes aclararán lo que llamamos «El Dogma del surf»: varias reglas no escritas diseñadas para mantener a los surfistas a salvo y mantener una buena atmósfera en el mar.

Así pues ¡vayamos con las reglas del surf!

1. Elije el punto de surf adecuado

Los surfistas de habla inglesa tienen una expresión: «En caso de duda, no remes«.

El surf puede ser una de las experiencias más agradables de tu vida, pero tienes que ser honesto contigo mismo y con tu experiencia. Este deporte se practica en el océano, por lo que puede ser muy peligroso estar en condiciones de olas para surfing experto.

Tienes que elegir los lugares adecuados para tu nivel. Algunos puntos tienen olas verticales y poderosas, mientras que otros puntos ofrecen olas más pequeñas y suaves. El tipo de olas depende tanto del punto de surf como de las condiciones específicas del día. Elegir un punto de surf para principiantes y leer el pronóstico de surf a veces puede parecer complicado.

Lo ideal sería que surfearas con un amigo experimentado o un entrenador de surf durante tus primeras sesiones de surf.

  • Olas huecas y poderosas para surfistas experimentados. Se necesita un buen nivel de surf para mantener el control en estas olas porque generan mucha energía. Un «wipe out» (caída) en una ola como esta podría ser una experiencia traumática para alguien inexperto. En el mejor de los casos…
  • Pequeñsa olas de suave inclinación para principiantes. Estas olas son mucho más suaves y se rompen con menos potencia. Caer en este tipo de ola es generalmente seguro.

2. No te dejes caer a la ligera

«El surfista más cercano al pico tiene el derecho de paso«.

Después de la práctica en la «espuma», comenzarás a surfear «olas verdes» (olas que aún no han roto). A menudo habrá varios otros surfistas en el mismo lugar de surf, queriendo coger las mismas olas que tú. Como principiante, no siempre es fácil identificar las olas a las que tienes «derecho» y las que pertenecen a otro surfista.

La regla general es que tiene prioridad el surfista con mayor potencial de surfing. Esto significa que el surfista más cercano a la cima o pico (1ª parte para romper en una ola) tiene el derecho de paso, ya que es el que va a surfear el hombro de la ola durante la mayor distancia.

Por ejemplo, cuando nadas con la intención de ir a la izquierda en una ola, y el «Surfer A» de la derecha nada por la misma ola, el «Surfer A» tiene el derecho de paso. Se le permitiría entrar en la ola sólo si ese surfista no la coge o si se cae de su tabla. En otra situación, si el «Surfer B» está nadando a tu izquierda, tendría que esperar y ver si coges la ola antes de entrar.

Las Drop Ins están mal vistas, ya que los surfistas experimentados quieren poder surfear partes específicas de las olas, lugares que son demasiado estrechos para 2 surfistas. En esta situación, el surfista A no puede surfear la ola como quiere, ya que podría chocar con el surfista B.

Variaciones y excepciones

Si un surfista ya está de pie, incluso si estás más cerca de la cima, no hagas un despegue tardío entre el surfista y la cima. Aunque tu tienes el potencial de surfing, el primer surfista en pie debe tener prioridad.

Si estás 100% seguro de que un surfista no hará la sección. A veces los surfistas atrapan una ola, pero no llegan a la sección, quedan atrapados en la espuma o se caen de la tabla. Si estás 100% seguro de que un surfista nunca llegará a ti, puedes teóricamente entrar en la ola.

¡Cuidado! Como principiante, tu falta de experiencia puede hacerte pensar que una sección es imposible de atravesar, pero los surfistas experimentados son más rápidos y ágiles de lo que piensas. En caso de duda, no nades en la ola de otro.

Algunas olas pueden ofrecer tanto una izquierda como una derecha. En este caso, dos surfistas diferentes pueden «dividir el pico» y cada uno surfea en su lado respectivo.

También hay que tener en cuenta que nadar excesivamente en el brazo cuando un surfista ya está metido en una ola puede arruinar su trayectoria. Y no sabes cuanto jode eso…

Cómo evitar las caídas

Por accidente, probablemente harás algunos «Drop Ins» en otros surfistas al menos unas cuantas veces en tu vida. Le pasa a todo el mundo. Aquí hay 3 consejos para limitar estos incidentes:

  • Mira el pico siempre. Cuando remes para coger una ola, siempre mira a la cima para ver si alguien más tiene el derecho de paso o esta surfeando ya. Si «mirar al pico» es demasiado complicado de hacer, intenta «mirar en la dirección opuesta a donde quieres ir». Por ejemplo, si quieres surfear a la izquierda, mira a la derecha de la ola para asegurarte de que no hay nadie.
  • Escucha a los otros surfistas. Puede que oigas un «cuidado», o que alguien te silbe. Mantén la cabeza en alto y sé consciente de lo que pasa a tu alrededor.
  • Sate de la ola. Una vez que te pones de pie y te das cuenta de que te has dejado caer por alguien, no es demasiado tarde para arreglar tu error. Probablemente puedas pasar por encima del brazo de la ola sin molestar al surfista que tenía prioridad.

3. No «Serpentear o Snake»

La «Serpiente» es a menudo percibida como una de las peores cosas que puedes hacer en el agua, esta feo… Además, normalmente lo hacen surfistas experimentados que saben exactamente lo que hacen. Rara vez haces una «serpiente» por error. Si eres un principiante, esto puede que no te preocupe por un tiempo, pero es bueno saberlo para el futuro.

El serpenteo se hace de la siguiente manera: El surfista A ha esperado su turno y comienza a nadar por una ola entrante. El surfista B (la serpiente), espera que el surfista A se concentre en posicionarse para la ola, luego nada dentro, más cerca del «pico», y luego reclama la ola. Cuando ambos surfistas se paran en la ola, parece que el surfista A es el que tiene la ola que le pertenecia al surfista B, cuando en realidad es él que tiene el derecho de paso.

Nota 1: La mayoría de los surfistas en el agua saben quién es la serpiente y quién no.

Nota 2: No hay nada malo en dejarse caer por una serpiente, pero tened cuidado con algunos surfistas que pueden ser bastante agresivos.

Nota 3: En algunos lugares, los surfistas «locales» podrían considerar que tienen prioridad para cada ola. Ver Regla #7: Respetar a los locales, para más detalles.

4. La remontada por un sitio seguro y evitar la línea de otros surfistas.

Cuando vuelves de coger una ola, tienes que hacerlo de la mejor forma posible para evitar estar en «la línea» de otros surfistas. No nades donde la mayoría de las olas rompen y donde muchos surfistas cogen las olas.

En su lugar, nada mar adentro, por el canal (corriente) si lo hay, o a través de la espuma. A veces es difícil hacerlo en los beach breaks, ya que las olas rompen por todas partes, pero normalmente hay zonas donde hay menos surfistas.

Si vuelves al mar para coger una ola extra, puedes encontrarte frente a un surfista que se dirige hacia ti. Debes tratar de evitar interponerte en su camino, ya sea remando hacia el «agua blanca» (la «espuma» blanca que aparece después de que una ola ha roto), o remando más lejos en el brazo de la ola si es posible.

Los surfistas más experimentados harán todo lo posible por evitarte, pero también debes hacer lo que puedas para no molestar a otros surfistas, por la seguridad y diversión de todos en el agua.

Al final todo se resume en alejarte de la zona donde estan cogiendo olas para la remontada.

5. Espera tu turno

Los spots con olas constantes y en el mismo sitio, como «reefbreaks» y «pointbreaks», ofrecen a los surfistas la posibilidad de «tomar turnos». Tomar turnos significa que los surfistas «esperan en fila» y cogen una ola tras otra.

El que haya esperado más tiempo se sentará al final de la fila, más cerca del pico, y será el siguiente en coger una ola, sin molestar a los otros surfistas. El surfista que vuelve a subir después de coger una ola se sentará respetuosamente al final de la línea y será el último del grupo en nadar por una ola. Si una ola pasa y nadie del grupo la ha atrapado, los surfistas que vuelven a subir pueden intentar atraparla, aunque estén al final de la línea.

Los descansos en la playa son diferentes, ya que tienen varias rompientes. Cada zona puede tener su propio punto, así que toma nota de esto si cambias de lugar en el agua.

No seas el «codicioso longboarder». Cuanto más grande es una tabla de surf, más permite coger las olas con antelación, y por lo tanto más lejos de la costa que otros surfistas con tablas cortas. Incluso si puedes atrapar las olas más lejos y más temprano, eso no te da derecho a atrapar todas las olas. ¡Si no tomas tu turno, alguien te lo dirá!

Si remas una ola pero no la coges, tienes que volver al final de la línea. Has esperado pacientemente tu turno, llega la ola, nadas, pero no la coges ¡Todo para nada! Desafortunadamente, no se te permite coger la siguiente ola porque ya has «desperdiciado» la última ola. Nadie más del grupo lo había cogido. Si terminas surfeando o no, no es problema de otros surfistas.

6. Comunícate con los otros surferos

Debes comunicarte con otros surfistas cuando varios de ellos están remando por la misma ola: «¿Vas a la derecha o a la izquierda?» Deja que otros surfistas sepan tus intenciones cuando sea necesario.

Adviértales de su presencia cuando algunos de ellos están remando en una ola que ya ha cogido otro, para evitar colisiones.

7. Respetar las «Premisas»

Respeta a los demás y serás respetado a cambio.

Un surfista se considera generalmente «local» cuando ha estado surfeando en un determinado punto durante un largo período de tiempo.

Presta atención a la forma en que funcionan las cosas en el agua cuando surfeas en un nuevo lugar. Aunque las reglas básicas de este artículo se aplican en casi todos los países, algunos locales pueden tener su propia versión de la ética del surf. Y esto es importante. Por ejemplo, en algunos lugares, los locales consideran que tienen prioridad sobre cada ola. Tómate tu tiempo, observa las variaciones y acepta las reglas específicas de la región ¡Si no lo haces, podrías llevarte una desagradable sorpresa!

8. Mantente en posesión de tu tabla siempre

No sueltes tu tabla de surf, podría herir a otro surfista, especialmente cuando el lugar de surf está ocupado.

Cuando una pared de espuma se acerca a ti, puede ser tentador tirar tu tabla y sumergirte bajo ella. Tu tabla de surf podría golpear a alguien nadando detrás de ti.

Si eres un principiante, esto es aún más importante, ya que probablemente tienes una tabla de surf enorme y pesada, que puede lesionar seriamente a otro surfista si le das en la cabeza. No siempre es fácil, pero es mejor probar la técnica del «agarre hasta morir», o el «Turtle Roll».

Los demás te lo agradecerán.

9. Di «lo siento» si te equivocas

Este consejo generalmente no está incluido en la ética del surf, pero es bueno saberlo.

En la mayoría de los casos, los surfistas experimentados son capaces de decir si un error fue intencional o no. Si terminas «cayendo» en la ola de alguien, simplemente disculparte puede hacer una gran diferencia y reducir la tensión en el agua.

La mayoría de los surfistas probablemente dirán «no te preocupes» (si haces lo posible por no volver a hacerlo). Algunos surfistas, como cualquier grupo de personas, están frustrados con la vida en general y pueden insultarte. Bueno, así es la vida…

10. Sé una buena persona: Diviértete, sé paciente y sobretodo respeta las reglas del Surf 😛

Como en cualquier área de la vida, mantener una actitud positiva y disfrutar del momento te recompensará. Aquí hay algunas cosas que puedes hacer para que la experiencia de los demás sea aún mejor.

No tires la basura al suelo, e incluso recojas a la gente que lo ha hecho.
Ayuda a otros surfistas si ve que están en problemas.
Sé paciente y comparte las olas. Se sorprendería de cómo un comentario como «¡Esta ola es tuya! «puede hacer toda la diferencia.

Mantén una actitud positiva.

¿Que material necesitas para empezar a surfear?

Si eres nuevo en el surf, lo más probable es que no tengas una tabla de surf ¿Pero crees que es lo único que te hace falta para empezar? NO.

Depende de donde vivas y la época del año que estés vas a necesitar mas o menos material, incluso un tipo u otro.

¡Si no quieres arruinar la hipoteca de tu casa, no hay necesidad de comprar todo lo demás de una sola vez! Ten paciencia, revisa nuestra lista y decide qué artículos necesitas ahora y cuáles pueden esperar.

En el siguiente artículo te explicaremos que necesitas para empezar a surfear al detalle ¡No te lo pierdas!

1. Una tabla de surf apropiada para ti

Probablemente sea lo primero que necesites si eres un surfista principiante buscando algo serio.

Para los principiantes, tenderíamos a recomendar una tabla de surf más grande que te ayudará una vez que te metas en el agua. Si no quieres gastarte cientos de euros en una tabla de surf nueva, puedes buscar una de segunda mano o algún corcho. En este enlace te dejamos los mejores corchos para principiantes.

Al mismo tiempo, pasar algún tiempo en las tiendas de surf para recoger información sobre la selección de la tabla. Hablo de una verdadera tienda especializada, no de un decathlón.

Si estás planeando llevar tu tabla de surf de viaje, piensa también en la práctica funda de surf.

Cuando viajas con tu tabla de surf, hay una buena posibilidad de que golpee algo en algún momento. Las fundas de viaje de las tablas de surf marcan la diferencia y te ahorrarán tener que reparar pequeñas grietas.

La mayoría de las fundas de viaje tienen un acolchado de espuma de 10mm de espesor, y deberías elegir una bolsa que sea al menos tan gruesa. Desafortunadamente son caros, para que te hagas una idea, una buena bolsa de surf puede costar entre 50 y 100 euros!

Resumamos:

  1. La tabla de surf no es obligatoria, puedes alquilarla. Si quieres el tuyo y estás empezando, ve al mercado de segunda mano.
  2. Si estás planeando viajar para surfear, dos opciones. O no te molestas con tu tabla, o le compras una bolsa de transporte para protegerla de los daños. El problema, el doloroso puede escalar rápidamente.

2. Un buen traje de Neopreno de surf

El traje es uno de los elementos para empezar a surfear que va a marcar la diferencia ¿Por que? porque va a ser lo que determine el hecho de que pases frió o no, y esto se traduce en pasarlo mal o bien.

Hay muchísimos tipos de materiales que se utilizan en la fabricación de un neopreno de surf, pero no vamos a entrar en detalle en este post. Lo que más en cuenta debes tener es los milímetros que este tiene, un 4/3 es el estandar para invierno vivas donde vivas.

Verás que el precio varia mucho dependiendo de las marcas, tamaño y tipo (mm), no te dejes engañar por el marketing y ten en cuenta que un buen traje es sobre todo un traje que cumple su principal objetivo: ¡protegerte de los elementos!

3. Ropa de surf apropiada

La ropa de surf que compone tu armario depende completamente de dónde vas a surfear.

No sólo considere el destino del surf, sino también la estacionalidad, ya que las temperaturas pueden variar a lo largo del año. Haz tu investigación sobre la temperatura media del agua.

Entonces decide si puedes surfear en traje de baño o en traje de neopreno.

Camiseta de surf (lycra)

Surfear en bikini, no hace falta decirlo, ¡es una pasada!

¿Quién no ama esa sensación de libertad, el agua caliente besando tu piel desnuda… y las erupciones que aparecen en tu piel al final del día?

¡Whaaaaaaat, no mola nada!

Ahí es donde entra la camisa de surf que puede proteger:

  • de los cortes
  • quemaduras de sol
  • cera para tablas de surf que no es muy agradable para la piel.
  • Manga corta o manga larga, depende de ti. Algunos ofrecen SPF 50+.

Escarpines o botas de surf

Si conoces el agua fría, llévate un par de botas para tu sesión de surf.

Además de calentarte los pies, te protegen de los cortes en los arrecifes, que son muy desagradables y tardan mucho en curarse (también es útil contra los erizos de mar).

 

4. El leash o Invento

Un leash o es una pieza esencial del equipo. El invento va a ser el que te mantenga unido a tu querida tabla de surf y de esta forma tener seguridad, no la perderás por ahí.

Es bastante barato, pero potencialmente puede salvar tu vida ¡Así que no seas tacaño al respecto! La seguridad por encima de todo.

Una buen invento debe ser al menos tan largo como la tabla de surf, para permitirte moverte cuando te caes y evitar ser golpeado por la tabla.

5. ¡La Cera!

A menos que tu tabla de surf esté equipada con alguna pegata grip de surf, también necesitarás un poco de parafina ¿Para que sirve? Simplemente evita que te deslices de la tabla, añadiendo algo de textura a tus pies.

No es lo más caro, y además, te hace ver muy guay cuando aplicas la cera a tu tabla de surf, por lo menos hasta que entres al agua 😛

6. Tapones para los oídos

Si planeas surfear en agua fría, los tapones para los oídos son imprescindibles.

Si no las usas, te arriesgas a desarrollar lo que se llama exostosis del surfista (u oreja de surfista), una condición en la que crecen pequeños huesos en el canal auditivo externo de la oreja.

Esto es tan doloroso como parece y puede llevar a una infección e incluso a una pérdida de audición.

Desafortunadamente, la única cura es la cirugía, así que hazte un favor y compra un par de tapones para los oídos y, lo más importante, ¡úsalos cuando hagas surf en agua fría!

7. Protección solar

¡El cáncer de piel no es una broma y debes hacer todo lo posible para evitarlo!

Incluso sin mencionar el cáncer, la exposición prolongada al sol acelera la aparición de arrugas, causa la decoloración de la piel y varios otros problemas de la piel.

Lleve siempre protector solar, aplíquelo generosamente y vuelva a aplicarlo cada hora, especialmente si ha estado en el agua.

 

 

Ese es el equipo para el surfero principiante, y si tuvieras que enumerarlos en orden de importancia sería algo así como :

  • Protector solar: porque un falso surfista cuida de su delicada piel
  • El leash de surf, porque tu seguridad es lo primero.
  • Tapones para los oídos si estás surfeando en agua fría, porque realmente no es el más caro y es importante.
  • La tabla de surf, porque sin ella, simplemente no hay surf (se dice que se puede alquilar)
  • Traje de neopreno y camiseta de surf, para protegerte del frío y los cortes
  • La cera, para tener clase.