aprender a coger olas fáciles

Aprender a coger olas fáciles: 3 consejos que te servirán si eres principiante

Este artículo te dará una visión básica sobre cómo puedes posicionarte mejor y aprender a coger olas fáciles. Explico lo básico sobre cómo remar en una ola noble y limpia sin que se te escape.

Ten en cuenta que esta es una de las cosas más difíciles de aprender para un surfista novato. Nada puede sustituir a la práctica. Cuanto más tiempo pases en el agua y más olas intentes coger, mejor se te dará. La teoría de este artículo complementará tu práctica y muy probablemente acelerará tu progresión y te ahorrará muchas frustraciones ¡Vamos a ello!

3 consejos para aprender a coger olas fáciles

 

1. Entender las diferentes etapas de una ola

etapas de una ola

  • Etapa A: La ola es sólo un bache. En esta etapa, es imposible coger esta ola. Esta ondulación es sólo una indicación de que se acerca una ola.
  • Etapa B: Aquí es donde quieres coger una «ola noble». Esta forma de ola intacta tiene la potencia y la inclinación perfectas para que puedas remar en ella. El punto A no es lo suficientemente potente y vertical para que lo cojas, y el paso C es demasiado vertical para que hagas la caída si tienes nivel principiante-intermedio.
  • Etapa C: La ola está rompiendo. El labio ya está empezando a caer sobre el agua plana. En esta etapa, la ola es demasiado potente y radical para cogerla, especialmente para los surfistas principiantes.
  • Etapa D: La ola ha roto y se ha convertido en una ola de espuma blanca.

2. Colócate para coger una ola fácil

posicionamiento para coger olas fáciles

  1. Siéntate a unos 4 ó 5 metros de distancia de donde rompen la mayoría de las olas ¿Por qué? Porque si esperas en el punto exacto en el que rompen la mayoría de las olas, en el momento en que te des la vuelta y remas para coger una ola, estarás cogiendo una espuma que ya ha roto, o consiguiendo que la ola rompa encima de ti.
  2. ¿A qué distancia están los surfistas más experimentados? Probablemente sepan dónde sentarse a la perfección para coger su ola. Esto no significa que debas ir a sentarte justo al lado de ellos y apurar sus olas. Es sólo un indicador para saber aproximadamente a qué distancia debes remar.
  3. A menudo vemos a los surfistas principiantes sentados mucho más lejos que los surfistas muy experimentados. Esto no tiene sentido. O simplemente no hay olas rompiendo tan lejos durante ese día. O bien, si hay olas que rompen mucho más lejos que donde están sentados los surfistas experimentados, significa que se trata de un conjunto de olas «raras» y más grandes (¡que probablemente no querrás coger como surfista principiante!).
  4. Mira al horizonte y busca líneas. Lo que buscas es una ola de la «fase A» que luego se transforme en una ola de la «fase B» a unos 3 o 5 metros detrás de ti.
  5. Elige una ola, date la vuelta y da un mínimo de 8 remadas fuertes. Tienes que remar con la suficiente fuerza como para igualar la velocidad de la ola durante la transición de la «Fase A» a la «Fase B». Esto parece una tontería pero es super importante, puesto que la mitad de veces que perdemos una ola, pasando por encima de ella y viendo como se nos va, es por el echo de que no hemos igualado su velocidad y no nos ha «enganchado».

Consejos adicionales

Mira por encima de tu hombro cuando remas en busca de una ola. Echar un vistazo detrás de ti es la única manera de saber si tienes que remar más, o remar menos, o incluso dejar de remar durante un rato, según la forma de la ola. Si miras hacia atrás, sabrás si la ola era demasiado vertical (Etapa C), demasiado débil (Etapa A), o simplemente correcta (Etapa B), entendiendo así por qué has fallado o has conseguido coger una ola sin romper.

Muchos surfistas principiantes no echan un vistazo a la ola y se equivocan al remar. O bien consiguen que la ola les pase por encima, o bien cogen una ola de agua blanca. Simplemente no puedes aprender de tus errores si no miras hacia atrás y ves lo que realmente sucedió.

Cuanto más grande sea tu tabla, más fácil será coger olas fáciles. Coger «green waves» consiste en remar lo suficientemente rápido como para igualar la velocidad de una ola. Cuanto antes puedas «coger el impulso» de la ola, antes podrás levantarte y surfear. Como las tablas grandes reman mucho más rápido que las pequeñas, facilitan la captura de estas olas.

Los mejores surfistas cogen más olas porque se mueven mucho. Cuando veas una ondulación o línea en el horizonte, pregúntate: ¿es una ola más grande que va a romper más lejos, o una más pequeña que va a romper más cerca de la orilla? Cuanta más experiencia tengas en la lectura de las olas, más proactivo serás y más fácil te resultará remar y posicionarte para coger olas sin romper. Para más información sobre la lectura de las olas, consulta «Cómo leer las olas«.

3. Coger una ola fácil o fofa

Diferencia entre las olas de espuma y las olas fáciles

diferencias entre una espuma y una ola fácil

Aprender a coger olas fáciles pasa por saber diferenciar si es una ola o una espuma. Por norma general las espumas te empujan hacia adelante con fuerza, es por eso que cuando empiezas a surfear, es posible que cojas olas de espuma durante tus primeras sesiones. Las espumitas son relativamente fáciles de coger, ya que la fuerza de la ola rota te empuja hacia delante.

Por el contrario, las olas que son nobles y fofas tienen poca fuerza que te permita entrar en la ola. Tienes que visualizarla de antemano y anticiparte.

Cómo «engancharse» a la ola sin pasar por encima de ella

Remar con brazadas largas, fuertes y profundas. Esto es especialmente importante para coger olas ininterrumpidas. Tienes que dar todo lo que tienes al remar, especialmente cuando sientas que la cola de tu tabla de surf sube y empuja: ese es un momento clave para «pegarte» a ella.

La posición sobre tu tabla de surf cuando remas es clave. La técnica correcta de remada no sólo se realiza con brazadas y remadas adecuadas, sino también con la posición correcta de tu cuerpo sobre la tabla de surf. La posición correcta sobre la tabla de surf es cuando tu pecho está perfectamente centrado en el ancho de la tabla, y cuando estás a la altura adecuada. Manten la cabeza levantada (fingiendo que hay un balón de fútbol entre tu barbilla y la tabla de surf).

posicionarse sobre la tabla de surf cuando remas

Surfista A

El surfista A rema con brazadas largas, fuertes y profundas, y está correctamente colocado en su tabla de surf, con la nariz a unos 2,5 centímetros fuera de la ola. Dos segundos después, el surfista A se ha levantado sobre la cara de la ola. Cuando la ola lo «levanta», normalmente crearía más espacio entre su nariz y el agua. Pero el surfista A mantiene la cabeza baja en este momento crítico, poniendo más peso hacia la parte delantera de su tabla de surf. Este peso marca la diferencia entre «pegarse» a la ola verde o pasar por encima de ella.

Surfista B

El surfista B rema con brazadas cortas y poco profundas, y se coloca demasiado atrás en su tabla de surf, lo que hace que la nariz sobresalga significativamente. Dos segundos después, el surfista B se levanta sobre la cara de la ola. El espacio entre su nariz y el agua se hace aún más grande a medida que va subiendo en la ola. El surfista B está demasiado atrás en su tabla de surf y no acerca la cabeza a su tabla durante este momento crítico. Es imposible que se «pegue» a esta ola y pasará por encima de la misma.

 

Tu cabeza y la parte superior de tus hombros probablemente pesen 20 kilos o más. Imagínate la diferencia que puede suponer el hecho de llevar la cabeza más abajo y más cerca de la tabla de surf cuando te levantas sobre una ola. Esto es realmente lo que te ayuda a coger, pegarte y bajar en esa «colina» o «rampa» que se mueve hacia adelante.

Muchos principiantes se acostumbran a ser empujados por sus entrenadores en olas que no van rotas, lo que está muy bien para practicar. Pero cuando te empujan, no necesariamente tienes que bajar la cabeza para poner el peso en la parte delantera de la tabla de surf. Si te sientes frustrado porque es difícil coger green waves sin tu entrenador de surf, debes saber que el desplazamiento del peso de tu cabeza hacia la tabla de surf es el secreto para coger olas fáciles por tu cuenta.

¿Cuándo hacer el take off?

cuando hacer un take off en una ola fácil

Debes hacer tu take off a unos 2/3 de la altura de la ola. Una vez que sientas que tu cola se levanta, y después de que sientas que has creado suficiente impulso deslizándote con la ola, da dos últimas remadas, pon las manos en la tabla junto al pecho, arquea la espalda y ¡despega!

Llega un momento en el que tienes que levantarte. Cuando te sientas seguro de haber cogido el ritmo de la ola y hayas dado esas dos brazadas extra, no lo dudes y ¡sube! Un error común es seguir remando por la cara de la ola hasta que rompe por completo. Arquear la espalda te ayudará a evitar las zambullidas de nariz y también a reducir tu velocidad para no dejar caer toda la ola sobre ti.

Cosas que no debes hacer si quieres coger más olas fáciles

  • No remes demasiado rápido haciendo brazadas cortas. Sigue haciendo movimientos largos y completos y profundiza con la mano y los brazos para conseguir una propulsión óptima.
  • No remes con demasiado ángulo en la ola. Al principio, debes remar perpendicularmente a la ola, mirando directamente a la playa. Esta es la forma más fácil de coger olas nobles. Sólo una vez que te sientas muy cómodo remando en estas olas, deberías empezar a remar con un ligero ángulo para ayudarte a ir a la izquierda o a la derecha en una ola.
  • No creas que has remado lo suficiente, no te confíes. Cuando dudes de si has remado lo suficiente para una ola, simplemente da esas 2 paladas extra antes de levantarte.
  • No tengas miedo de caer en picado. La zambullida de boca nunca ocurre porque hayas remado con demasiada eficacia. Al contrario, suele ocurrir cuando vacilas, no remas lo suficiente, pierdes velocidad y la ola te empuja hacia delante. También puede ocurrir si estás remando demasiado arriba en la tabla de surf y si tu nose ya se está hundiendo en el agua antes incluso de remar para coger una ola. Por último, es posible que te hundas porque estás intentando coger la ola en la «Etapa» equivocada. En lugar de remar hacia la «Etapa B», intentas remar hacia una ola de la «Etapa C» que es demasiado vertical y que lanza tu tabla de surf hacia adelante, hundiendo tu nose en el agua.
  • Una parte importante del trabajo de tu entrenador de surf es colocarte perfectamente en el «Paso B» de una ola, para que la cojas. Puede que te empuje un poco hacia atrás si viene una ola más grande, o puede que te acerque a la orilla si la ola es más pequeña. Lo hace para que acabes en el mejor lugar posible para coger la ola (fase «B»). Esto es estupendo tanto para divertirse como para practicar el surf, pero tienes que entender dónde y por qué te coloca en determinados puntos del agua. Cuando tu entrenador te coloque perfectamente en una ola sin romper, mira por encima de tu hombro antes de coger la ola y hazte una imagen mental: ¡este es el tipo de ola que buscarás cuando terminen tus clases de surf!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *